Guía “verde” TN Autos: las diferencias entre un vehículo híbrido, un híbrido enchufable y un eléctrico

on
Categories: Noticias Auto

Las tres tecnologías están a la venta en Argentina. Los pros y contras de cada una. Modelos disponibles y precios.

 

Tras los beneficios impositivos establecidos para la llegada de vehículos ecológicos al país, la oferta de este tipo de autos se amplió y con ella algunas dudas habituales. Si hay que enchufarlos o no, si tienen motor a combustión o solo eléctrico, si en caso de combinar dos propulsores el conductor tiene que hacer algo especial, entre muchas otras.

En esta nota, una breve guía para entender cómo funcionan las tecnologías ecológicas disponibles en el país. En Argentina ya hay representantes de vehículos híbridoshíbridos enchufables y eléctricos. Además, te contamos qué modelos las ofrecen, cuánto cuestan y cuáles son las ventajas y desventajas de cada una.

Híbridos

¿Qué es un híbrido? Un vehículo que combina dos motores: uno tradicional a combustión interna y otro eléctrico. El primero usa combustible líquido (nafta en este caso), mientras que el segundo utiliza energía almacenada en un paquete de baterías.

¿Cómo funciona? Al arrancar y en momentos de poca exigencia, actúa el eléctrico, que no gasta combustible ni emite gases contaminantes. Luego entra en acción el motor convencional y funcionan juntos o individualmente.

¿Qué tiene que hacer el conductor? Nada. No hay que enchufarlo. El sistema determina solo en qué momento entra en acción cada motor y se ocupa de la recarga.

Las baterías –que alimentan al motor eléctrico– se cargan usando energía del motor térmico y en las fases de desaceleración, cuando el eléctrico invierte su funcionamiento y transforma la energía del movimiento –cinética– en eléctrica.

El Prius tiene un motor naftero 1.8 de ciclo Atkinson -un principio de funcionamiento que minimiza el consumo- que junto a un eléctrico rinden 122 CV. La caja es automática de tipo CVT (variador continuo) y la tracción delantera.

Ventajas de los híbridos: no dependen de una red de cargadores eléctricos (no hay que enchufarlo), el gasto de combustible es muy bajo y emiten menos emisiones contaminantes que un naftero tradicional.

Contras de los híbridos: la autonomía en modo 100% eléctrico (se activa desde una tecla) es muy limitada, de apenas dos kilómetros.

Híbridos enchufables (Plug-In)

¿Qué es? Al igual que los híbridos no enchufables combinan dos motores, uno a combustión y otro eléctrico. Por sus siglas en inglés se los conoce como PHEV PHV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle o Plug-in Hybrid Vehicle).

¿Cómo funcionan? Del mismo modo que los híbridos “a secas” (ambos motores se alternan según las condiciones de marcha), pero con el plus de un modo exclusivamente eléctrico de mayor autonomía (unos 30 km).

¿Qué debe hacer el conductor? Aquí sí puede -no es obligatorio- conectar el auto a un cargador, ya sea el rápido de estación de servicio, el adaptado a su cochera (Wall Box) o uno doméstico. Así carga “a tope” las baterías que alimentan al motor eléctrico.

Importante: si no lo enchufa, el auto funcionará como un híbrido no enchufable, es decir, irá recargando las baterías con energía del motor naftero (eso consumirá combustible) y en las fases de frenado. La contra es que tendrá menos autonomía en modo 100% eléctrico (se activa desde una tecla).

El Mercedes GLC 350e combina un motor naftero 2.0 y otro eléctrico que juntos rinden 320 CV. La caja es automática de siete marchas y la tracción a las cuatro ruedas.

Ventajas: para andar en la ciudad hasta unos 30 km se lo puede usar como un 100% eléctrico, sin gastar combustible. Y al igual que el híbrido no enchufable, tampoco depende de la existencia de una red de estaciones de carga para poder utilizarlo. Además, en el caso del GLC, por los beneficios fiscales cuesta U$S 5500 menos que su par naftero (de 241 CV).

Contras: la autonomía del modo exclusivamente eléctrico sigue siendo limitada. Como los “full electric” necesitan de puntos de recarga.

Eléctricos

¿Qué es un auto eléctrico? Uno que solo tiene motor eléctrico. No hay mecánica a combustión (ni caño de escape, ni válvulas, ni cilindros, etc.)

¿Cómo funciona? Permanentemente sin emitir sonido ni gases contaminantes.

¿Qué tiene que hacer el conductor? Cargarlo. La autonomía real ronda los 200 kilómetros. Luego tiene que enchufarlo en un cargador rápido de estación de servicio, en uno especial que instala en su cochera (Wall Box) o en la red doméstica. El auto en sí se maneja como un vehículo convencional.

El Nissan Leaf tiene un motor eléctrico que rinde 147 CV, mientras que la Renault Kangoo Z.E.posee uno de 60 CV. En ambos la caja es automática y la tracción delantera.

Ventajas: cero gasto de combustible líquido y cero emisiones contaminantes. Muy buena reacción por la permanente disponibilidad del torque máximo. Al no hacer ruido aumenta el confort de marcha.

Contras: depende de la infraestructura de una red de cargadores. La autonomía es aproximadamente la mitad que en un naftero tradicional. Su precio todavía es elevado.